noviembre 29, 2016

Descubren Nuevos Tipos de Células Cerebrales





Desde que en el siglo XIX un grupo de científicos alemanes describiera que todos los organismos vivos están formados por células, hemos también aprendido que la naturaleza de un tejido concreto viene determinada por las células que lo constituyen, que, a su vez, viene determinado por qué genes están activos en su ADN. Sin embargo, poco se sabe todavía de cómo sucede en detalle, especialmente en cuanto al cerebro, el órgano más complejo del cuerpo.


Las células del cerebro

El cerebro se compone de una serie de células, que pueden clasificarse según su apariencia y funcionamiento. Las células más importantes y numerosas son las células nerviosas.

Neuronas

Amarillo: neuronas – naranja: astrocitos
gris: oligodendrocitos – blanco: microglia
Una célula nerviosa consta de un núcleo o cuerpo celular (soma), con las prolongaciones de las células nerviosas (dendritas) y los cilindros-eje (axones).

En el punto de contacto con las células vecinas se forma la sinapsis. Por esta sinapsis las células nerviosas están unidas no solamente entre sí, sino también se unen a terminaciones musculares a distintos niveles.

El intercambio de información entre las células tiene lugar a través de la sinapsis por medio de mensajeros químicos, los neurotransmisores.


Células gliales

Las neuronas están cubiertas por las células gliales, que constituyen aproximadamente el 50% del volumen total del cerebro.

Astrocitos
Las células gliales pueden subclasificarse en astrocitos, oligodendrocitos, células ependimarias y microglías o células microgliales. Los astrocitos desempeñan una función importante para el metabolismo y el suministro de nutrientes del cerebro y forman parte de la barrera hematoencefálica. Los oligodendrocitos forman la mielina para revestir las extensiones de las células nerviosas a lo largo de los ventrículos del cerebro. Las células microgliales derivan de la médula ósea y tienen funciones en el sistema inmunológico del sistema nervioso.

Se estima que hay 100 millones de células en el cerebro de un ratón, y 65.000 millones en un cerebro humano. Las células nerviosas miden aproximadamente 20 micrómetros de diámetro, las células gliales aproximadamente 10 micrómetros. Un micrómetro es equivalente a una milésima parte de un milímetro.


Siete tipos de células cerebrales nuevas

Un grupo de científicos del Karolinska Institutet, en un estudio publicado en la revista Science en febrero 2015, presenta por primera vez el análisis genético de células individuales en un sistema complejo como es el nervioso y a gran escala. Más de tres mil células fueron secuenciadas y analizadas, encontrándose entre ellas nuevos tipos celulares no descritos anteriormente.

Mediante la secuenciación genética de células individuales, proceso novedoso conocido como “single cell sequencing”  el análisis de células individuales a gran escala , los científicos han obtenido una descripción detallada de los diferentes tipos de células que conforman la corteza cerebral del ratón.

Estudiando más de tres mil células de la corteza cerebral en ratones, una a una y en detalle, y comparando cuáles de los 20.000 genes estaban activos en cada una, se identificaron 47 tipos de células distintos, incluida una gran proporción de neuronas, células de los vasos sanguíneos y células gliales. Estas últimas se ocupan de los productos de desecho, protegen frente a infecciones y aportan nutrientes a las células nerviosas.

Además, con este análisis los investigadores pudieron identificar tipos de células desconocidos hasta la fecha, incluida una célula nerviosa en la capa cortical más superficial y seis tipos distintos de oligodendrocitos, que son células que forman la vaina de mielina que hay alrededor de las células nerviosas.

Estos últimos tipos, los oligodendrocitos, podrían ayudar en nuevas terapias de enfermedades que afectan a la mielina, como puede ser la más conocida de dichas enfermedades, la esclerosis múltiple.

Los científicos han creado un mapa más detallado de las células del cerebro que describe cada tipo de célula con detalle y muestra qué genes hay activos en la misma. Esto ofrece a la ciencia una nueva herramienta para el estudio de estos tipos de células en diferentes modelos de enfermedades y ayuda a comprender mejor cómo responden las células cerebrales ante enfermedades y lesiones.


Descubrimiento de 6 nuevos tipos de neuronas en el censo de células cerebrales

Un equipo de neurocientíficos de la universidad Baylor College of Medicine en Houston, en un estudio publicado en la revista Science de noviembre 2015, anunció el descubrimiento de seis nuevos tipos de células del cerebro.

Los neurocientíficos se encontraron con estas nuevas neuronas, mientras realizaban un censo de las células cerebrales de ratones adultos en una parte del cerebro llamada corteza visual primaria, un área principalmente relacionada con la vista. Los investigadores atribuyen este conocimiento a un método recientemente desarrollado para cortar en pedazos el cerebro maduro de un ratón.

En el estudio, los investigadores meticulosamente seleccionaron 11,000 neuronas en tres capas de la corteza primaria visual en ratones adultos. Encontraron 15 tipos de neuronas, seis que nunca habían sido vistas o descritas. Los neurocientíficos usaron un método complejo de recodificación que rastrea las conexiones de las células del cerebro una con la otra, todas al mismo tiempo.

El cerebro contiene billones de neuronas que están ligadas a trillones de conexiones sinápticas. Si las neuronas pudieran ser clasificadas en distintos tipos de células y se pudiera entender las reglas que conlleva, sería un paso importante para descifrar el cableado del cerebro.

Encontrar y descubrir nuevas células es de gran importancia para los científicos. Esto les ayudaría a perfeccionar la complejidad del alambrado neuronal en diagrama y el mapa de circuito. Además, se cree que las disfunciones del microcircuito de un tipo de células individual, está relacionado a desórdenes del cerebro, como epilepsia y espectro autista.

No se debe subestimar lo importante que sería para los científicos encontrar y describir estas nuevas células. Ayudaría a los neurólogos para refinar el esquema complejo del cerebro humano, y ese mapa de circuitos es la base de casi todas las preguntas que tenemos acerca de cómo funcionan nuestros cerebros, la comprensión de cómo se crean memorias a la hora de definición de la conciencia.

noviembre 15, 2016

Lenguaje de Signos para Bebés y Niños Pequeños



Los signos proporcionan un estímulo nuevo para su desarrollo


Una nueva tendencia en educación está reduciendo la brecha entre la etapa de los balbuceos y las palabras. Los bebés pre-verbales pueden decir lo que quieren mucho antes de que puedan hablar, comunicándose con lenguaje de señas.

El lenguaje de signos de bebé es una herramienta de comunicación que busca motivar a los bebés a comunicarse a través de gestos. Funciona mediante el uso de mimas específicas que permiten al bebé comunicar sus deseos y emociones antes de que pueda hablar.

La lengua de signos para bebés o baby-signos, es en realidad el desarrollo de la comunicación gestual natural que se produce en los bebés a partir de los 6-10 meses. La comunicación gestual de los bebés no es equiparable con el lenguaje de señas que utilizan los sordos.


¿ Cómo surge el lenguaje de los signos para bebés ?

El Lenguaje de Signos para bebés surgió en EEUU, en los ochenta, gracias al trabajo del Dr. Joseph García y dos profesoras, Linda Acredolo y Susan Goodwyn. La idea de seguir explorando esta habilidad natural de los bebés y enseñarles un vocabulario de signos está inspirada en el trabajo del especialista en Desarrollo Infantil Joseph García.

El Dr. García observó que los bebés de padres sordos podían comunicarse más fácilmente que los bebés de padres oyentes. También percibió que estos bebés parecían dar menos trabajo que los bebés que no sabían el lenguaje de signos, ya que podían expresar mejor sus pensamientos y necesidades.

De esta manera, surgió la iniciativa del Dr. García de estudiar cómo podría beneficiar la Lengua de Signos a padres oyentes. Su investigación con 17 familias reveló que los bebés oyentes podían aprender a signar muy fácilmente, ya que los bebés desarrollan pronto el manejo de sus manos. Así es como surgió el Baby Signs o Signos para Bebés.


Aplicación

El lenguaje de señas del bebé (LSB) está basado en el Lenguaje de Señas Americano (ASL) que es el estándar utilizado por los sordos en Estados Unidos. Pensado como una herramienta temporal, el LSB fomenta la autoestima del bebé, facilita la comunicación, reduce la frustración que antecede a la etapa verbal, refuerza las habilidades de memoria y fomenta el desarrollo del lenguaje hablado.

Al enseñar señas al bebé se pretende dotarle de una herramienta para que exprese sus necesidades, pensamientos y emociones durante la etapa previa a la fluidez del lenguaje, que ocurre entre los 24 y 36 meses de edad.

Los bebés de manera natural utilizan los ruidos, los llantos y los gestos para comunicarse mientras se desarrolla su aparato fonador. Los bebés aprenden el lenguaje oral y gestual a través de sus cuidadores. El bebé imita lo que ve, asocia gesto con palabra.

Mientras que los bebés y niños pequeños tienen el deseo de comunicar sus necesidades y deseos, no tienen la capacidad para hacerlo con claridad porque su capacidad cognitiva no es suficiente en los primeros meses y años de vida.

Sin embargo, como la coordinación mano-ojo se desarrolla antes que la adquisición de las habilidades verbales, los niños pueden aprender los signos simples de palabras comunes como "comer", "espera", "más", "abrazo", "jugar", "galleta ", "osito de peluche", antes de ser capaces de producir un discurso comprensible.

Es ampliamente reconocido que la comunicación es fundamental en el desarrollo del niño, ya sea cognitivo, social, emocional o de comportamiento. Los bebés adquieren fácilmente gestos simbólicos cuando son expuestos a ellos.

El lenguaje de los signos para bebés es una herramienta que pueden aprender a utilizar los padres (cuidadores, educadores…) con sus bebés para facilitar la comunicación a partir de los 6 meses.  A esta edad, los bebés empiezan a dominar el uso de sus manos, usándolas para comunicar sus deseos, necesidades o simplemente para conversar.


Diversos estudios han demostrado que los bebés que usan lenguaje de señas no sólo aprenden a hablar más pronto, sino que para los dos años tienen, en promedio, un vocabulario de 50 palabras más que un niño que no utilizó señas, mientras que a los tres años tienen habilidades de lenguaje esperadas en niños de cuatro.

Así como gatear estimula el interés de un niño por caminar, usar lenguaje de señas parece crear un puente para la comunicación verbal. Existen estudios que indican que usar lenguaje de señas puede ayudar, además, a tener una mejor comprensión de la gramática y la conjugación de verbos.



Cómo funciona

Lo recomendable es comenzar desde los 6 ó 7 meses, para que alrededor de los 10 meses el bebé pueda comenzar a expresarse con señas. Para enseñar al bebé el LSB no es necesario ser una experta. Entre las palabras más comunes con las que se inicia la enseñanza de señas están las que se refieren a la comida, el baño, los animales, las emociones y el juego. Se comienza con unas cuantas señas y se progresa poco a poco hacia conceptos más abstractos.

El desarrollo motor es más rápido que el verbal por lo que aprender y coordinar los movimientos para hacer señas les es más fácil que formar una palabra.

No es de sorprender que los bebés aprendan a comunicarse a través de gestos o señas. Tanto su comprensión del lenguaje como sus habilidades motoras se desarrollan mucho más rápido que su capacidad de hablar.

Hay bebés de apenas 6 meses que han aprendido a usar esta forma de comunicación, y hoy en día muchas organizaciones ofrecen clases del lenguaje de signos para bebés, tanto en Estados Unidos como en otros países.

La transición del lenguaje de señas al lenguaje verbal es sencilla, ya que una vez que el niño conoce y puede pronunciar la palabra para referirse a un objeto, deja de utilizar la seña, sobre todo si los padres también dejan de utilizarla.


Beneficios

* Mayor vocabulario expresivo y receptivo del lenguaje hablado;

* Desarrollo mental más avanzado;

* Reducción de conductas problemáticas como las rabietas resultantes de la frustración;

* Mejora en las relaciones entre padres e hijos.



Más información

* Sign2Me, en esta página web del experto Joseph García se encuentran explicaciones sobre su programa de signos para bebés e información sobre clases en la localidad respectiva. En inglés.

* Baby Signs es la página oficial de las autoras del programa Baby Signs Linda Acredolo y Susan Goodwyn. Contiene información sobre el programa, así como dónde encontrar clases en el área. La información está en inglés, pero tienen algunos productos en español.