octubre 31, 2016

El Uso de Teléfonos Inteligentes – Smartphone – Modifica el Cerebro





Los teléfonos y tabletas alteran las funciones cerebrales y convierten a sus usuarios 
en seres olvidadizos, pero a la vez, los ayuda a procesar más rápido la realidad


La llegada de los teléfonos inteligentes en nuestra vida diaria ha sin duda cambiado nuestras vidas.

El cerebro no es una materia inerte y fija, pero es una verdadera unidad central del ser humano. Es de gran plasticidad, las conexiones neuronales se están desarrollando todos los días y la estimulación cerebral desencadena la creación de nuevos circuitos neuronales.


Esta estimulación permite el proceso tradicional del aprendizaje y esto ha permitido a los seres humanos adaptarse y evolucionar. Siendo las herramientas digitales potentes estimuladores, participan, al igual que otros elementos, en la modificación de nuestro cerebro.

Para 2017, las estimaciones predicen que un tercio de la población mundial tendrá un teléfono inteligente. Esto representa al menos 2,6 millones de usuarios en todo el mundo. Y para muchos, el teléfono móvil se ha convertido en un objeto cotidiano indispensable. Para comunicarse, intercambiar con otros, sino también para seguir las noticias o incluso divertirse. En promedio, los usuarios pasan al menos 4,7 horas al día en sus teléfonos inteligentes.

Nuestra vida tecnológica está fortaleciendo el cerebro como un músculo

Cuando paseamos tranquilamente por la calle, móvil en mano, no advertimos que estamos sometiendo a nuestro cuerpo a un ejercicio digital constante: nuestros dedos, nuestra vista, nuestra columna vertebral y, por supuesto, nuestro cerebro.

Las regiones del cuerpo con mayor actividad sensorial como los dedos, mandíbula, ojos o la lengua, son las que más activamente modifican nuestro cerebro. Cada una de ellas tiene un área de procesamiento específico en nuestro centro emocional: la corteza somato-sensorial. Situada tras el surco central de la corteza primaria, el córtex somato-sensorial es un área muy flexible y distinta en cada persona.

El uso continuado de internet a través de las computadoras, tablets y Smartphone, modifica la estructura del cerebro de los más pequeños. Y por supuesto, también la de los adultos.

Una de las principales características de nuestro cerebro es su enorme plasticidad. Esta plasticidad es la que permite que las estructuras cerebrales que antes se creían fijas y estáticas, sean capaces de modificarse a sí mismas para dar respuesta a las nuevas necesidades o circunstancias. Estas modificaciones son importantes, y se producen a escala física.

Cada vez que desarrollamos una nueva capacidad, o aprendemos una nueva habilidad, se producen sinapsis nuevas entre las neuronas, se engrosan y refuerzan unas conexiones, e incluso se fijan nuevas neuronas principalmente en el hipocampo, la zona responsable precisamente de la grabación de nuevos hechos.

El uso diario de herramientas digitales como los buscadores, estimula de manera importante el trabajo de zonas cerebrales dedicadas a la toma de decisiones y la resolución de problemas. Estas zonas apenas se activan en las personas que no utilizan habitualmente dichas herramientas digitales.

Los expertos basados en sus estudios han afirmado que el uso del Smartphone puede tener un impacto en el desarrollo social y emocional de los niños, que puede poner en peligro nuestros patrones de sueño e incluso podría convertir a algunas personas en pensadores perezosos.


Cómo el Smartphone puede cambiar el cerebro

Científicos de la Universidad de Zúrich (Suiza) y Friburgo (Alemania), en un estudio publicado en la revista Current Biology en diciembre 2014, dada la reciente obsesión por los móviles inteligentes decidieron explorar la plasticidad del cerebro en situaciones cotidianas y analizar cómo el uso de los dedos en el manejo de los celulares con pantalla táctil lo moldea, produciéndose una mayor actividad cerebral.

Cada región del cuerpo tiene un área específica en el centro emocional del cerebro, donde se procesa su información, la cual es flexible y puede cambiar.

Los investigadores estudiaron la activación del córtex sensorio-motor, que se activa con el movimiento de los dedos. Para ello realizaron electroencefalogramas que medían la actividad de las regiones corticales del cerebro en 37 personas diestras, 26 de las cuales eran usuarios de Smartphone con pantalla táctil y 11 de celulares con teclados tradicionales.

Gracias al electroencefalograma registraron la respuesta cerebral cuando los usuarios de teléfonos inteligentes tocaban la pantalla con los dedos pulgar, índice y medio para poder luego compararla con la de personas que siguen usando los viejos móviles de teclados tradicionales.

Los resultados sugieren que los movimientos repetitivos sobre la superficie de las pantallas táctiles reorganizan el procesamiento sensorial de la mano, con actualizaciones diarias de las representaciones cerebrales de las puntas de los dedos.

Los científicos concluyeron que la actividad eléctrica en el cerebro de los usuarios de teléfonos inteligentes aumentaba al tocar las puntas de los dedos pulgar, índice y corazón.

Asimismo, revelaron que el uso de las pantallas táctiles cambia la forma en que los pulgares y el cerebro trabajan en conjunto y que la cantidad de actividad del córtex cerebral asociada al pulgar y el índice era directamente proporcional a la cantidad de tiempo que se usaba el dispositivo inteligente. El procesamiento sensorial del córtex en nuestro cerebro es continuamente remodelado por la tecnología digital personal. El uso de los Smartphone es la herramienta ideal para estudiar la plasticidad cotidiana del cerebro humano.


Uso nocturno del Smartphone hace más difícil que se concilie el sueño

Según una investigación del hospital Brigham and Women en Boston, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en 2014, leer antes de dormir podría tener una incidencia en aquellas personas que utilizan un Smartphone o cierto tipo de televisor.

A una docena de participantes adultos se les solicitó leer en iPad durante cuatro horas cada noche antes de dormir, o leer libros impresos en condiciones de poca luz. Luego de cinco noches consecutivas los dos grupos fueron comparados.

Los que habían leído en un iPad antes de acostarse mostraron un reducción de los niveles de melatonina  la hormona asociada al sueño  la cual aumenta en las noches y suele provocar somnolencia, a estos participantes les costó más tiempo conciliar el sueño y experimentaron menos horas de sueño MOR durante la noche.

El responsable al parecer es el tipo de luz azul emitida por la mayoría de los dispositivos móviles. Las células en la parte interior del ojo contienen una proteína sensible a la luz que captura ciertas longitudes de onda de luz. Estas células envían señales al reloj del cerebro que regula los ritmos circadianos. Normalmente, la luz matutina indica al cuerpo que es hora de despertar para comenzar un nuevo día. La oscuridad indica que es el momento de relajarse e ir a dormir. Al interrumpir este ciclo natural con la luz emitida por los dispositivos móviles, los ciclos normales de sueño-vigilia se ven trastornados.


Las tablets y Smartphones afectan la calidad de sueño de los niños

Según una investigación de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de California, en Berkeley, publicado en la revista Pediatrics en enero 2015, permitir que los niños duerman con su celular o tableta en la habitación interfiere en los buenos hábitos del sueño, incluso más que la televisión.

Los investigadores hicieron seguimiento a más de 2.000 estudiantes de la escuela primaria e intermedia, y encontraron que tener un Smartphone o una tableta en el dormitorio se asociaba con menos horas de sueño durante los días de semana y con sentirse más cansados y somnolientos durante el día.

Los estudios ya han mostrado que las pantallas, como ver televisión, pueden interferir con el sueño, pero se sabía mucho menos sobre los impactos que tienen los Smartphones y otras pantallas pequeñas.

A diferencia de los televisores, las pantallas pequeñas, según los investigadores, son una preocupación especial porque tienen acceso a una amplia variedad de contenido, como juegos, vídeos, sitios web y mensajes de texto, que se pueden usar en la cama y retrasar el sueño.

Además, los niños que tienen una televisión al pie de la cama tienen su sueño reducido de 18 minutos en comparación con aquellos que no tienen control remoto en la mano.


El uso del Smartphone puede volver el cerebro perezoso

Un estudio de la Universidad de Waterloo de Canadá, publicado en la revista Computers in Human Behaviour en febrero 2015, afirma que el uso abusivo del móvil puede potenciar la pereza.

Debido a que el móvil nos hace la vida más fácil, buscando un teléfono, proporcionándonos una dirección o recomendándonos un restaurante para comer o un bar de tapas, impide que dejemos de hacer las cosas por nosotros mismos, esforzarnos por conseguir lo que queremos en lugar obtener la gratificación inmediata.

Según el estudio quienes utilizan los móviles inteligentes son personas calificadas de “pensadores intuitivos”, es decir que confían en sus instintos a la hora de tomar una decisión. No obstante, para los científicos, las personas de mayor inteligencia son las que son más analíticas y menos intuitivas. Consideran que a partir de la historia de la humanidad las personas tienden a evitar gastar energía para resolver un problema y todo parece indicar que parece probable que las personas usen cada vez más sus Smartphone.

En el estudio participaron 660 personas, y consistió en el análisis de sus habilidades y el hábito de uso del móvil. Aquellos con la mayor habilidad cognitiva y un pensamiento analítico mayor fueron los que menos utilizaron el motor de búsqueda de su móvil.

Dicho exceso de confianza en los dispositivos móviles podrían llevarnos a una pereza mental. Y teniendo en cuenta que es un mecanismo evolutivo del cerebro humano, el evitar gastar energía innecesariamente, es razonable que algunos prefieran usar su Smartphone en lugar de su propia mente, lo que a la larga nos tornaría en menos analíticos y menos propensos a la resolución de problemas.

Los investigadores sostienen que utilizamos menos nuestra inteligencia y que esto podría afectar negativamente el envejecimiento, y la situación parece estar escalando con el aumento del uso de los Smartphone. Concluyeron que hay un vínculo entre depender de un Smartphone y el pensamiento perezoso.


Las computadoras portátiles y tabletas son peligrosas para los niños

De acuerdo con la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación, el Medio Ambiente y del Trabajo (ANSES) (Francia), en un estudio publicado en julio de 2016, estima que hay un posible efecto de radio frecuencia sobre la función cognitiva del niño y que los datos disponibles apoyan la conclusión de que existe un posible efecto de la radiofrecuencia en el bienestar de los niños.

La Agencia constata un aumento en la exposición de la médula ósea o del cerebro del niño, puesto de relieve por algunos estudios de dosimetría, por lo que recomienda la reducción de los valores límite de exposición. Los padres deben limitar el uso por los niños de tabletas, teléfonos y otros transmisores de microondas. También deben asegurarse de que el teléfono no se quede prendido en contacto con el cuerpo (bolsillo del pantalón, por ejemplo) para evitar posibles efectos térmicos.

De todos modos es muy difícil evitar la exposición a fuentes de radiación electromagnética en el medio ambiente. La Agencia señala que estas fuentes son innumerables y más allá del alcance del teléfono móvil: campos de baja frecuencia procedentes del transporte y distribución de energía eléctrica, frecuencias de radio a partir de fuentes de radio y televisión, móvil y todos los electrodomésticos que emiten radiación  dispositivos de vigilancia del bebé, juguetes conectados, wifi, por ejemplo . Pero el teléfono móvil sigue siendo la fuente principal porque es la fuente más intensa.

La Agencia señala que la exposición se inicia a una edad muy temprana debido al rápido desarrollo de la tecnología de comunicación móvil que coloca sus fuentes a distancia cercana, a veces en contacto con el cuerpo de los niños. Desde la etapa de desarrollo en el útero.

Las ondas electromagnéticas emitidas por los teléfonos móviles, tabletas o juguetes conectados pueden tener efectos sobre las funciones cognitivas  memoria, atención, coordinación de los niños . El informe observó un impacto negativo sobre el bienestar (fatiga, trastornos del sueño, estrés, ansiedad). No fue posible vincular estos efectos a las ondas mismas, sería más bien el uso de la telefonía móvil que tendría efectos negativos.

Esta hipótesis se ve reforzada por el hallazgo de una correlación entre el uso intensivo del teléfono celular y una salud mental afectada que conduce a comportamientos de riesgo, depresión o pensamientos suicidas.


El uso de tablets y Smartphone podrían perjudicar el desarrollo de habilidades socio-emocionales

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, en un estudio publicado en Journal Pediatrics en 2015, realizaron una revisión de la literatura disponible acerca del uso de Smartphone e iPads en los niños pequeños.

El uso de estos dispositivos para entretener o apaciguar a los niños, podría tener un efecto negativo en su desarrollo social y emocional.

Los expertos sugieren que las actividades prácticas y aquellas que implican la interacción humana directa superan a los juegos de pantalla interactivos.

El uso de dispositivos móviles se torna especialmente problemático cuando estos dispositivos reemplazan actividades prácticas que ayudan a desarrollar las habilidades viso-motoras y sensorio-motrices. Los investigadores señalan sin embargo que todavía existe muchas incógnitas sobre cómo el uso de estos dispositivos móviles influye en el desarrollo del niño. Se cuestionan sobre si su uso excesivo podría interferir con el desarrollo de habilidades sociales y de resolución de problemas las cuales se adquieren mejor mediante el juego no estructurado con la interacción de pares.


La sobre estimulación infantil y juvenil provoca deficiencias en el aprendizaje

Expertos del grupo de investigación Neuroplasticidad y Aprendizaje de la Universidad de Granada, en un estudio realizado en 2010, analizan cómo la estimulación temprana puede intervenir en el proceso de aprendizaje. En concreto, están analizando in vivo el efecto que causa la exposición prolongada a estímulos complejos y si afecta a procesos cognitivos en etapas adultas.

Hay determinados momentos durante la formación del cerebro, que abarca desde la etapa prenatal hasta la adolescencia, en los que influyen decisivamente factores ambientales como la dieta, pero también hay otras circunstancias que afectan al comportamiento posterior y al modo de aprendizaje en etapas adultas, como es el tipo de situaciones al que fueron expuestos durante los periodos tempranos.

Tras realizar experimentos con crías de ratas, los investigadores han concluido que el entrenamiento en tareas demasiado complejas, antes de que el sistema nervioso esté preparado para llevarlas a cabo, puede producir deficiencias permanentes en la capacidad de aprendizaje a lo largo de la vida.

Esta circunstancia puede responder a dos motivos diferentes: que la persona se bloquee emocionalmente o bien que el sistema de la memoria se modifique. En ambos casos, el resultado es el mismo: se aprende peor si nos han enseñado empleando técnicas complejas antes de que el cerebro se haya formado adecuadamente.


Las consecuencias negativas del uso del Smartphone

Pese a la visión positiva de la investigación, el uso del móvil, y específicamente el uso excesivo, puede generar consecuencias físicas y mentales negativas.

Whatsappitis

Uno de estos casos es el de la patología emergente denominada “whatsappitis”, que afecta a la muñeca, dedos e incluso cuello a raíz de la utilización excesiva de WhatsApp. Los síntomas son dolor, hinchazón y entumecimiento, y aumentan con el movimiento.

Nomofobia

El desarrollo de las tecnologías ha generado un uso mucho mayor del Smartphone o móvil inteligente, cuyo principio fundamental es facilitar el uso de los usuarios. Sin embargo, en muchos casos su uso ha llegado a ser excesivo, fomentando comportamientos adictivos como la nomofobia, es decir el miedo o ansiedad al no tener el móvil.

La adicción al móvil se ha desarrollado notoriamente con el Smartphone, despertando en los jóvenes principalmente la noción de que de no poder acceder a Internet o a las redes sociales podrían sentirse aislados, incomunicados e incompletos y que no sabrían cómo rellenar rutinas, integrarse o socializarse.

Los expertos aseguran que ese grado de adicción lleva al niño a no poder socializar correctamente, y entorpecen su desarrollo. Esa necesidad de constante apego lleva inevitablemente al fracaso escolar y social, a alteraciones de la conducta, autismo y encerramiento.

Este fenómeno se debe principalmente a algo biológico, ya que se relaciona con la liberación de dopamina  relacionada con la recompensa , la noradrenalina  la excitación  y las endorfinas  hormonas de la felicidad .

Cibermareo

El cibermareo es también un efecto secundario del uso de aplicaciones 3D en móviles para iPhone y iPads, que genera la desincronización entre el movimiento de los ojos y las señales que recibe el sistema de equilibrio, y puede llevar a sentir mareos, náuseas y fatiga visual.

En casos extremos, algunos adictos al móvil padecen el síndrome de la vibración fantasma, lo que implica que básicamente sienten que el móvil vibra incluso cuando ni siquiera lo tienen encima o está apagado.

Ondas y radiación

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud la radiación sería potencialmente carcinógena para los seres humanos. La Agencia Nacional para la Seguridad de la Salud (ANSES) informa de que las frecuencias de radio u ondas, tendrían diferentes consecuencias y efectos biológicos en los seres humanos y los animales. Habría un posible aumento del riesgo de tumores cerebrales entre los usuarios intensivos del móvil.

Microbios y bacterias

Un estudio realizado en 2013 por el Wall Street Journal revela la presencia de muchas bacterias tales como los coliformes, lo que indicaría contaminación fecal.

Dolor en la nuca

Cuando a menudo inclinamos la cabeza hacia delante, la posición que se adopta para escribir un SMS, se inflige una presión extra a la columna vertebral. De ahí el dolor en el cuello, las cervicales y la cabeza.

El teléfono inteligente es sinónimo de destrucción social

Más allá de su impacto psicológico en el usuario, el Smartphone también ha afectado las relaciones humanas, sociales. Aunque en un principio, el teléfono móvil era una herramienta para promover la comunicación, hoy la mata.

La interacción humana ha sido sacrificada para la conexión. Dependemos cada vez más de la tecnología y mucho menos de nuestros semejantes.


Whatsapp es la principal causa de distracción en el trabajo

Una encuesta de Phone House realizada en noviembre de 2014, revela que el programa más popular de mensajería instantánea en la actualidad, Whatsapp, es la principal causa de distracción entre los trabajadores.

El rendimiento laboral es fundamental para las empresas hoy en día. Sin embargo, con el advenimiento de las nuevas tecnologías y las posibilidades que hoy permite el Internet y los dispositivos móviles, las distracciones son cada vez mayores y el Smartphone es una de las principales distracciones.

Whatsapp Inc. es fundada en 2009 por Brian Acton y Jan Koum, ambos empleados de Yahoo y fue comprada por Mark Zuckerberg, dueño de Facebook en febrero de 2014 por 1.900 millones de dólares. Desde octubre de 2014, Whatsapp es la aplicación móvil de mensajería instantánea más popular del planeta con más de 600 millones de usuarios, por delante de la aplicación china WeChat, con 438 millones, y la japonesa LINE con 400 millones.

El nombre "Whatsapp" es una deformación de "What's up?", cuyo significado se asemeja a ¿qué tal?, ¿qué hay?, ¿qué pasa?, o ¿cómo te va?.

El 32% de los trabajadores consulta su teléfono móvil un mínimo de 4 veces a la hora, y el servicio de mensajería instantánea Whatsapp es la principal distracción. El grado de distracción que genera esta aplicación ha llevado a muchas empresas a restringir el uso del móvil durante la jornada laboral.

Las pausas e interrupciones constantes generan significativas pérdidas y son desaceleradores de la productividad de los trabajadores. Es un fenómeno emergente y sin una solución sencilla, ya que hay una omnipresencia de las aplicaciones móviles en la vida diaria y el uso continuado puede generar estrés, reducir la productividad y provocar adicción.

Los expertos advierten cada vez más que un uso indebido de estos recursos puede ser peligroso, ya que crea adicción y deja huellas difíciles de borrar. La principal problemática del uso excesivo del WhatsApp es la pérdida de contacto con la vida real y la virtualización de lo cotidiano.

También se considera que tienen un problema quienes utilizan esta aplicación móvil con el fin de controlar y cuando no son capaces de charlar con otras personas sin dejar de consultar el teléfono de forma constante, respondiendo los mensajes de forma inmediata, sin importar las circunstancias.

De la misma forma, es importante saber si la persona que la sufre tiene otros problemas psicológicos como inestabilidad emocional, autoestima baja, incapacidad de comunicarse personalmente o timidez extrema.

Si bien normalmente se tiende a pensar que los adolescentes son los principales afectados, este mal puede ocurrirle a cualquier persona sin importar cuál sea su edad o su estatus.

Para combatir esta adicción se recomienda poner límites horarios a la utilización del WhatsApp y realizar una cura de abstinencia de entre uno o dos meses de duración.

Enemigos del buen dormir


Si la ansiedad y el estrés ya venían dejando su impronta negativa sobre la calidad del sueño de las personas, el hecho de estar todo el día con los dispositivos móviles en la mano suman nuevos componentes a este complejo cuadro. El incremento del "tecnoestrés", derivado del uso abusivo de los dispositivos tecnológicos, hace que cada vez más personas encuentren dificultades para conciliar el sueño cada noche.

El déficit de sueño tiene efectos negativos sobre el humor de las personas, la calidad de su trabajo, las relaciones familiares, la performance en el manejo, la vida sexual y la salud integral.


Niños sobre-estimulados: cómo la tecnología ha transformado la infancia

Ser niño hoy significa estar expuesto constantemente a demasiados estímulos: entre los medios de comunicación y otras nuevas tecnologías que permiten el acceso a internet casi en cualquier momento y lugar, a muchos les resulta difícil concentrarse por mucho tiempo y encuentran la escuela “aburrida”.

De hecho, muchos menores de entre dos y cinco años tienen más habilidades para usar computadoras, Smartphone y navegar en internet que para nadar, abrocharse un botón, cerrarse el abrigo o andar en bicicleta, de acuerdo a un estudio realizado por la firma AVG Technologies.

Según la encuesta que respondieron 2 mil 200 madres de Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa, 19% de sus hijos eran capaces de usar una aplicación de Smartphone, pero sólo 9% podían atarse los zapatos; 25% sabía abrir una ventana en un navegador de internet mientras sólo 20% nadaba sin ayuda.

En los años recientes los dispositivos con internet como tablets y Smartphone han sustituido a la televisión como alternativa de entretenimiento e, incluso, niñera electrónica.

De acuerdo a un estudio realizado en América Latina por el canal de televisión Cartoon Network, los niños de seis a 11 años navegan en promedio dos horas por día, entre tres y cuatro días a la semana.

Padres ausentes, tecnología demasiado presente

A esto se suma la situación familiar: la mayoría de los pequeños crecen con la ausencia constante de sus padres debido a cuestiones laborales. Al mismo tiempo, se enfrentan con una exigencia muy alta por parte de sus papás y maestros tanto en la escuela como en las actividades extra académicas.

Los horarios demasiado saturados y la constante presión de su entorno para que sean los mejores y cumplan con diversas actividades pueden ocasionar trastornos de conducta.

Muchos padres sienten que sus hijos son muy inteligentes porque son capaces de usar dispositivos electrónicos, pero enseñar a los niños a realizar tareas demasiado complejas antes que su sistema esté preparado para llevarlas a cabo, puede producir deficiencias permanentes en la capacidad de aprendizaje a lo largo de la vida. Esta situación afecta la capacidad de los niños para perseverar en tareas, recordar y construir frases claras.

Por ello el acercamiento a la tecnología debe ser dirigido y acompañado. Los padres, deben organizar el tiempo que sus hijos utilizarán la computadora u otros dispositivos, y supervisar el contenido que se verá.

Sobre todo, los dispositivos electrónicos no deben reemplazar la atención y presencia de los padres, ya que es un hecho que la calidad de  las relaciones de apego con los cuidadores durante los primeros años de vida es determinante para el desarrollo cognitivo del niño.


Consejos para evitar sobre-estimular a los niños

No tratar de acelerar su desarrollo natural

Aunque la estimulación temprana se ha vuelto muy popular, es un recurso cuyo uso debe ser valorado por un experto. Su uso es indicado cuando los niños tienen riesgo de presentar daño neurológico debido a factores genéticos, complicaciones durante su gestación o al nacer, o por accidentes.

El uso indiscriminado de técnicas de estimulación temprana no ayudará a tener súper niños, sino que puede producir falta de atención, hiperactividad y en ocasiones poca tolerancia a la frustración. Si los menores no tienen ningún tipo de trastorno, los padres sólo deben favorecer su independencia.

Contar con tiempo desestructurado

Los pequeños requieren tiempo libre para jugar, interactuar con otros niños, dibujar o hacer lo que les agrade más. La mejor forma de saber cuáles son sus actividades favoritas es observándolos, conversando con ellos, conociéndolos. Además, el tiempo de juego es una gran oportunidad para los padres de fortalecer los vínculos afectivos con sus hijos.

Disfrutar de la naturaleza y actividades al aire libre

Algunas ideas para pasar tiempo de calidad y permitir a los pequeños aprender a disfrutar y apreciar el entorno son jugar a separar semillas mezcladas en un recipiente; pasear en triciclo o bicicleta por un parque, o cultivar plantas y hortalizas en casa.

Proporcionarles una alimentación adecuada

La deficiencia en nutrición puede ser factor que determine diferencias en cuanto al desarrollo físico e intelectual. Por ello la dieta de los niños deberá incluir agua suficiente, proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales.

Limitar el uso de dispositivos electrónicos

Es necesario equilibrar el tiempo que pasan con la tecnología con otras actividades importantes para su desarrollo como el ejercicio físico y la convivencia social. También es recomendable que en su recámara no tengan acceso a la televisión, tablets o consolas de videojuegos a la hora de dormir, ya que estos estímulos pueden dificultarles conciliar el sueño y afectar la calidad de su descanso.

Fomentar en ellos el asombro

Una de las cosas más importantes es brindarles la oportunidad de conocer, experimentar, hacer, deshacer  y transformar por sí mismos. Los niños desde que nacen tienen interés de explorar y aprender, lo único que deben hacer los adultos es no entorpecer su naturaleza.


Qué hace el Smartphone al cerebro

Los defensores de las nuevas herramientas sostienen que éstas liberan a nuestra mente de datos innecesarios, en tanto que los detractores se alarman al notar que los menores de 30 años recuerdan menos fechas y números que las personas que sobrepasan los 50. Entre los científicos, entretanto, hay bastante consenso en indicar que la forma en que el cerebro procesa la información ya no es la misma que en el pasado.

Está claro que aquel esfuerzo mental que teníamos que hacer en otro momento para recordar la lista de los 10 o 15 teléfonos de los principales contactos, hoy no lo hacemos. Uno los graba de manera inmediata en el celular, lo que hace que no tenga que memorizarlos, hasta el punto en que estos aparatos se están convirtiendo en prótesis de nuestra propia memoria.

Surgen nuevos patrones de comportamiento y crean una forma de necesidad para ser estimulado continuamente. Paradójicamente detrás de esta sensación gratificante de ser estimulado constantemente y llevar a cabo varias tareas a la vez, el nivel de atención del individuo sufre. La multitarea ralentiza nuestra carga cognitiva e impacta negativamente en nuestra capacidad de concentración en una tarea a la vez y para llevarla a cabo correctamente. Esta hiper-conectividad interfiere con nuestra capacidad de concentración y nuestro proceso de acción y toma de decisiones.

A medida que nuestra percepción del mundo, nuestra atención y las acciones, que tenemos que hacer, se centran y orientan de forma natural por el contexto en el que estamos inmersos, con tecnologías de tipo Smartphone hay una repentina aparición de numerosos contextos distintos a aquél en el que nos encontramos físicamente.

Se ha demostrado que la distracción perpetua causada por el uso de Smartphone en nuestra vida diaria afecta en consecuencia, el proceso de memorización que se traducirá en un déficit de almacenamiento de información. Las capacidades cognitivas implicadas para llevar a cabo reflexiones más amplias, analizar la información y transferirlas de nuestra memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo son por lo tanto debilitadas.

No obstante, los expertos indican que si bien la tecnología nos ha facilitado cosas, nunca va a inhibir esa compleja máquina que tenemos que es el cerebro humano.

La clave es relacionar

Los neurocientíficos indican que la memoria individual no pasa por recordar información bruta o determinados hechos, sino fundamentalmente por la capacidad de establecer relaciones; y esta habilidad continúa siendo dominio del cerebro humano.

El cerebro es un órgano social, con lo cual la clave del desarrollo humano se basa en la relación interpersonal que la persona logra con los demás y la tecnología puede construir un puente hacia eso.

¿ Cómo será el cerebro en el futuro como consecuencia del uso intensivo de dispositivos móviles ?


La tendencia es que los contenidos serán cada vez más simples y sencillos. Además, hay un énfasis en ir liviano por el mundo, de ahí que esté cayendo la venta de tabletas, mientras aumenta la adopción de Smartphone. En este contexto, los descendientes de las personas que hoy crecen de manera hiperconectada tendrán una estructura cerebral distinta a la de sus predecesores, aunque siempre similar.

Se tiene que aprender a dominar las herramientas para no someterse a ellas. Esto puede traducirse en el aprendizaje de cómo desconectar, como variar los placeres entre la lectura profunda de un documento en papel y la lectura 'mariposeo' en la web, entre el uso de las redes sociales y el trabajo manual. Variar la estimulación de diferentes áreas del cerebro y dejarlas descansar de vez en cuando.

Los niños que nacerán en los próximos años tendrán la habilidad de enfocarse en distintos temas a una velocidad superior, lo que no implica que serán multitarea, sino que la característica del cerebro de trabajar de manera serial estará acelerada.



La mente está ahora ocupada por un flujo discontinuo de información que reduce y rompe esos
 momentos de reflexión e introspección. Apartarse un poco de esta tecnología permite a la mente
 volver a apoderarse de su entorno, pensar, reflexionar, contemplar, en pocas palabras vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario